Jamás Imaginarías Qué Fruta Común Están Recolectando En Este Pantano

Cultivar arándanos, por si no lo sabes, es una de las actividades agrícolas más demandantes de todo el mundo. Dolor de espalda, rodillas y brazos son los efectos del duro trabajo que conlleva llenar apenas una canasta de ellos.

 

Entonces, ¿cómo es posible que nuestros supermercados estén llenos de esta rica fruta? Y no sólo en presentaciones procesadas (como jugo) o en conserva, sino que también como fruta fresca.

 

Lo que sucede es que las variedades más comunes de arándanos son logradas con la ayuda de máquinas y con un proceso tan inusual, que te lo describiremos en detalle a continuación.

 

Los arándanos son plantados en huertos especiales circundados por un terraplén que se inunda al momento de cosechar. La idea es que el agua se mantenga dentro del área de cultivo.

 

Luego, una serie de máquinas (como las de la foto arriba) pasan sobre el campo para liberar las frutas, que terminarán flotando y -de esta forma- cuando estén en la superficie serán mucho más fácil de recolectar.

seeeee!

 

Si bien la mayoría de los arándanos se cosechan así, las variedades más raras (y, luego, más costosas) siguen siendo recolectadas a mano. Sin embargo, la cantidad de fuerza laboral requerida para cosechar una hectárea de siembra de arándanos es de 50 hombres por día.

 

En el video a continuación puedes mirar el proceso con mayor detalle:

¿Te gustó? ¡Compártelo

Loading...