Sigue Este Método Y En Solo 3 Días Tu Bebé Dejará Los Pañales

La técnica en cuestión se llama método de Julie Fellom. Y eso sí, si estás dispuesto a probarla, debes de comprometerte a llevarla a rajatabla. Requiere paciencia y compromiso. La mejor época para usar esta técnica es primavera o verano. ¿Por qué? Porque consiste en retirar tanto la ropa interior como el pantalón al bebé cuando esté en casa. Aquí tienes las instrucciones básicas para utilizar este método con tu hijo:

– Empieza un mes antes a hablar del tema con tu hijo, y deja que te acompañe al servicio para ver cómo se usa el retrete.

– Una semana antes, dile que la semana siguiente ya no habrá pañales. Preséntaselo como un juego. Será un juego divertido. Puedes inventarte un cuento para explicarle cómo será.

1.

Cuando el niño o niña despierten por la mañana, cámbiales el pañal mojado y pídeles que lo tiren ellos mismo a la basura, mientras se despiden diciéndole “adiós”.

2.

Ponle una camiseta grande que le llegue hasta las rodillas y dile que ya no hay pañales para recoger el pipí o la popó, por lo que a partir de ahora tendrá que usar el orinal.

3.

Durante el desayuno, dale una bebida extra. A continuación, acompáñalo al baño. Deberá ser un viaje exitoso después del exceso de líquidos.

4.

Algo bueno del método es que deberás estar con él o ella durante tres días seguidos sin salir de tu casa, así que prepárate para un sin fin de actividades como jugar, leer, colorear y ver caricaturas.

seeeee!

5.

Recuerda que el niño o niña siempre deben tener un biberón de agua a la mano. Deberás acompañarlos al orinal cada 15 minutos durante todo el día, por los tres que dura el método.

6.

Elimina cualquier aperitivo y líquido después de la cena.

7.

Asegúrate de que el niño o niña vayan una última vez al baño antes de llevarlos a la cama.

8.

Despiértalos a mitad de la noche para hacer pipí. Tal vez debas programar una alarma en el despertador.

9.

Repite todo el proceso durante los próximos dos días.

10.

Cada vez que vayan al baño con éxito, asegúrate de premiarlos con un juguete barato. Utiliza tu propio criterio, tú sabes mejor que nadie qué funciona mejor como premio, o qué es lo más adecuado.

11.

Asegúrate de colocar una alfombra de baño o una toalla debajo del orinal, por si ocurriera algún accidente.

12.

Si ocurriera algún accidente, intenta mantener la calma y no ofuscarte.  Respira profundo y concéntrate en limpiar y seguir intentándolo.

No será fácil pero creemos que vale la pena intentarlo ¿cierto?

Loading...